Recomendados

Recomendados
 

candibeth morales candibeth morales Author
Title: Un día diferente en La Cascada del Vino
Author: candibeth morales
Rating 5 of 5 Des:
Desde Barquisimeto existen diversas vías de acceso que llevan a la Cascada del Vino. Una de ellas es la carretera Quíbor – El Tocuyo, espe...
Desde Barquisimeto existen diversas vías de acceso que llevan a la Cascada del Vino. Una de ellas es la carretera Quíbor – El Tocuyo, específicamente a la altura de la represa Dos Cerritos, aquí se puede escoger entre la vía Humocaro Bajo o Alto y la carretera Nacional en la que el recorrido se hace muy exitante si se viaja en carros rústicos, pues son de trochas de piedras formadas por curvas en el borde de las serranía.
Otra forma de llegar es la ruta Panamericana, hacia Trujillo entrando por el Poblado de San Pedro, La Pastora y Jabón hasta llegar al pueblo de Barbacoas, donde a tan sólo 10 minutos se encuentra la imponente Cascada del Vino.



Antes de llagar a la Cascada del Vino, justo entre Barbacoas y La Cascada, hay un pueblo que se llama LA PEONÍA, no deje de detenerse en la Venta de Pan La Peonía, donde le atenderá el buen amigo Neudy Barrios, quien tiene un horno espectacular a leña y usted podrá degustar el magnifico Pan de Maíz, Tunjas, Azucarado y de Guayaba, Salado, Tortas, Acemas, Galletas y las inigualables Catalinas recién horneaditas.


 Su nombre proviene del color característico producido por la mezcla de antocianina (sustancia contenida en las plantas que allí se encuentran) con el material ferruginoso que se desprende de las aguas. Sus aguas con el contraste de las piedras irradian el color tinto.



Comparando los datos del parque nacional Dinira con los de otros parques nacionales, los incendios forestales no parecen ser un problema grave. Sin embargo, dichos incendios causan alteraciones que tienen gran impacto en la vegetación de páramo y subpáramo y las muchas especies endémicas del área.
La cascada del vino es una zona de recreación muy visitada por los habitantes de la región, aunque es turismo no regulado, especialmente durante la temporada de carnaval y Semana Santa cuando, aunque número exacto de visitantes es desconocido por falta de registros, se estima que durante cada feriado trae unas 2.500 personas a la zona. El principal desafío de este gran número de visitantes es la notoria acumulación de desperdicios en los alrededores de la cascada y ciertas actividades ilegales o inadecuadas como tala, fogatas, grafiti etc.


Publicar un comentario

 
Top