Después de permanecer tantos días en cuarentena, los niños pudieron salir para disfrutar de un domingo como lo acostumbraban desde mucho antes con patines, patinetas y hasta en bicicletas .



No fueron muchos los que salieron a la calle, quizás por el temor de contraer el virus pero sin embargo, algunos padres junto con sus hijos menores de 14 años salieron a caminar por las calles, permitiéndoles bajar un poco la ansiedad a muchos de ellos.


Sala de redacción.