Retirar las restricciones contra el COVID-19 en estos momentos podría provocar un rebrote de la enfermedad, así lo advirtió la Organización Mundial de la Salud.

“Este no es el momento de ser permisivo. En su lugar, debemos prepararnos para una nueva forma de vida en el corto plazo”, señaló el doctor Takeshi Kasai, director de la agencia de salud de Naciones Unidas para el Pacífico Occidental.

El director añadió que los gobiernos deben permanecer vigilantes para frenar la propagación del coronavirus, el final de las cuarentenas y otras medidas de distanciamiento social debería ser gradual y lograr el equilibrio adecuado entre mantener a la gente sana y permitir que las economías funcionen.

“A medida que avanzamos en estos momentos difíciles, nuestras vidas, nuevos sistemas de salud y el enfoque para frenar la transmisión debe seguir adaptándose y evolucionando junto a la epidemia, al menos hasta que encontremos una vacuna o un tratamiento efectivo. Este proceso tiene que convertirse en nuestra nueva normalidad”, dijo Kasai.