El origen exacto de la COVID-19 aún es incierto, no obstante, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Guebreyesus, descartó totalmente que provenga de un laboratorio y señaló que su nacimiento fue totalmente natural.




Esto debido a que cientos de teorías y conspiraciones comenzaron a surgir a lo largo del año, las cuales indican que el virus fue desarrollado en un laboratorio en Wuhan, China, y que por un descuido este se escapó del lugar.

“Por nuestra parte, hasta donde sabemos, todas las publicaciones que hemos revisado apuntan a que es algo que se ha generado de manera natural, que el virus llegó naturalmente”, reiteró Adhanom Guebreyesus.


“¡Si actuamos juntos, ganaremos juntos!”, resaltó el director este mismo lunes 28 de setiembre en una conferencia de prensa desde Ginebra, Suiza, en la que exhortó a la población a confiar en la ciencia.