El Gobernador Adolfo Pereira, recordó que el suministro de agua potable ha venido presentando inconvenientes, debido a las lluvias registradas en la región en los últimos días; y que originó que la misma se tornara turbia, por lo que deben duplicar su potabilidad. Para ello es necesario aplicar más cantidad de sulfato de aluminio que se espera llegará en horas de la tarde de este lunes.


Pereira resaltó, "hemos incrementado a 210 toneladas de sulfato de aluminio para potabilizar el vital líquido, por eso los municipios Iribarren, Jiménez y Morán se han visto afectados. Pedimos conciencia en el uso del agua potable, esta semana nos vamos a emparejar con el tema del agua".



Con información de la Gobernación de Lara.