Era el mes de julio de 1.946 cuando se organizó una comisión de personalidades entre ellos Pablo Rojas Meza el Dr. Pedro Adrian Santeliz quienes sentían la inquietud de que la ciudad tuviese un estadio.

Estadio Daniel Chino Canónico, 1948

Es a esa insistencia que se organizan y se hace realidad con la receptividad ofrecida por el entonces Gobernador del Estado Lara el Dr. Eligió Anzola Anzola quién finalmente elabora el decreto para su levantamiento en ese mismo año, encargándose bajo la dirección de esta obra para uso olímpico, incluyendo su pista de atletismo.

Dos años tardó el trabajo y es así como el 23 de julio de 1.948 este requerimiento se materializa para todos los deportistas larenses con el nuevo Estadio Olímpico efectuándose su formal inauguración con la presencia del mismo Dr. Eligió Anzola Anzola pero ya ejerciendo en esos instantes el Ministerio de Relaciones Interiores presidido el acto y en compañía del señor Gobernador Rafael Rodríguez Méndez y diversos representantes del sector oficial del momento.

El programa inaugural fue de tres días de intercambio con otras regiones incluyendo el béisbol amateur, fútbol, softbol femenino y voleibol.

Luego de un tiempo el estadio olímpico fue sede de una intensa actividad deportiva, incorporándose allí además del béisbol, atletismo, boxeo, gimnasia, ciclismo, voleibol, softbol y otras disciplinas así como también ser el nido del equipo Cardenales de Lara.

Este estadio ubicado en la parte norte y que desde hace años lleva el nombre merecidamente al gran maestro y gloria del béisbol venezolano el recordado Daniel "Chino" Canónico tuvo un costo para la fecha de su inauguración de medio millón de bolívares.

Ha sido testigo de los mas grandes acontecimientos deportivos y aún sigue intacto siendo vecino de el estadio de fútbol "Farid Richa" del gimnasio de levantamiento de pesas, de la sala de esgrima, de boxeo, de la casa sindical y del imponente Domo Bolivariano.


Fotografía y Texto: Carlos Guerra (@kikewar)